Existe una gran diferencia entre el título con el que egresas de la carrera con tu marca personal.

 

Un título es genérico y tu como otros miles de profesionistas comparten el mismo. Por lo tanto, no te hace diferente al resto, al contrario, te convierte en uno más.

 

Incluso, si no tienes un título de universidad y eres especialista en algo. Ésta especialidad también es genérica. Por ejemplo si eres cocinero, peluquera, niñera, etc. Hay muchas otras personas en tu ciudad, y en el mundo que hacen algo parecido a lo tuyo.

 

Tan sólo en México existen más de un millón y medio de docentes, de diferentes asignaturas, sí, pero docentes al fin. Así que si eres docente, tu marca personal no puede ser Julia López, profesora de química. Ya que transmite un mensaje difuso, ambiguo y carente de visión.

 

Por ello es importante que crees una marca personal y que con ella destaques del resto.

 

Tu marca personal incluye además de tu título como profesionista, una serie de atributos que te diferencian como persona profesional.

 

Debes gestionarla de forma estratégica, coherente, efectiva y sobre todo constante.

 

A tu marca la debes alimentar todos los días, con lo que haces, lo que dices y con quien te relacionas.

En este espacio quiero ayudarte a crecer y desarrollar tu propia marca.  Para que con ello logres tus metas y alcances el éxito en tu carrera profesional.

 

Si te ha gustado, comparte este artículo con más personas y crece tu marca personal.