Comunicación efectiva.

 

Es conectar con tu audiencia, es encontrar el punto medio entre lo que ellos desean escuchar y lo que tú tienes que decir.

 

Las marcas suelen hablar por hablar, hablar porque “creen” que lo que tienen que decir es importante para todos. Sin embargo, no siempre es así.

 

De hecho, la mayoría de las veces no lo es.

 

Puede que estés enamorado de tu propio proyecto, te ha costado tanto estar en donde estás, los desvelos, los fines de semana trabajando, el comer a des-horas… Es como una parte de tu cuerpo o incluso, podría significarte tanto como un miembro de la familia.

 

Y eso está bien, el problema aquí es que eres tú el único que lo ha vivido de ésta forma, para el resto de los mortales y para tus clientes, tal vez no lo sea en tal extremo.

 

Es por ello que debemos encontrar un punto medio.

 

Tu cliente no sabe de todo ese esfuerzo, e incluso tu posible cliente menos. Ellos están ocupados por seguir su ritmo de vida, por atender sus propias preocupaciones, y por satisfacer sus necesidades.

 

Además, todos los días están siendo bombardeados por publicidad, comerciales y anuncios de marcas “grandes”, que tienen el capital para invertir en espectaculares, anuncios de radio y tv.

 

El nivel de estrés que vive tu cliente es bastante elevado.

 

Y si de pronto apareces tú, y le dices que tu producto es maravilloso, ni siquiera te va a escuchar.

 

Será como zumbido que pronto pasa, o como un grito al viento.

 

Es por ello que tienes que aprender a comunicar, y para ello te recomiendo pongas atención a los siguientes consejos:

 

  • Debes saber en qué momento de su ocupado día están dispuestos a escuchar, o un poquito menos estresados. Y esto es cuestión de que analices a tus clientes, o incluso, que directamente les hagas la pregunta y listo. Investiga en 6-12 clientes y te prometo que de ahí podrás encontrar un patrón de comportamiento.

 

  • Encuentra el medio adecuado para hablar con tu cliente. Si no eres una empresa o una marca gigante, estoy segura que no cuentas con un presupuesto de millones de dólares para invertir al mes en publicidad, entonces, deberás encontrar los medios de acuerdo a tú presupuesto, pero sobretodo, el medio en el que tu cliente se encuentre presente.

 

¿Quieres que te de una pista? Las redes sociales son ¡EL MEDIO!, simplemente encuentra en cuáles SI es activo tu cliente y ¡listo!

 

  • Entiende las necesidades básicas de tu cliente.

¿tu cliente es madre y nunca tiene tiempo para ella?

¿tu cliente son estudiantes que tienen un presupuesto “apretado”?

¿tu cliente son artesanos que buscan llevar sus piezas a más clientes?

Analiza a fondo quién es tu cliente, y trata de “ponerte en sus zapatos”, intenta pensar como él, para así, poder encontrar lo que NECESITA. Y entonces, ahora sí, pueda llegar tu producto o servicio a apoyarle en su vida diaria.

 

Muchas veces como marca, puedes llegar a creer que no estás vendiendo porque tu producto es caro, lo que te lleva a rematarlo o ponerlo en oferta, pero el resultado final sigue siendo CERO ventas.

 

¿Te ha pasado?

 

Esto es resultado de una mala comunicación, no de un precio alto.

 

Por lo que te invito a reflexionar ¿cómo ha sido tu comunicación con tus clientes últimamente?

¿Cómo van tus ventas?

¿Es necesario hacer un ajuste a tu comunicación?

 

Espero te haya servido el artículo de la semana.

 

Si te ha gustado, comparte este artículo con más personas y crece tu marca personal.