Branding es un término que surge con la mercadotecnia, puede ser implementado para la creación de una marca o bien, para resolver problemas de la misma, e incluye la selección de estrategias a implementarse en ambos casos.

 

El branding encierra lo esencial de la marca: sus valores, historia, productos, servicios, personas, puntos de venta, imagen y posicionamiento.

 

El branding genera confianza.

 

Pero lo más importante de todo esto, y lo que quiero que tengas claro es que, el branding no es exclusivo de las grandes marcas o corporativos. Cualquier persona que tenga planes de crecer en su profesión, lo puede implementar.

 

Según Rob Frankel, branding es el elemento substancial que nos hace diferentes.

 

Existe también una gran confusión en torno a este término, ya que muchas personas suelen pensar que hacer branding es crear unas atractivas tarjetas de presentación, un “lindo” logotipo, o incluso simplemente crear una página web personal.

 

Esto no es branding, no de forma independiente y aislada.

 

Diseñar un logotipo no es hacer branding.

 

Es un plan de acción, un conjunto de elementos que conforman tu propia Marca Personal, es lo que te define como profesional, y claro, incluye tu web, tus logos y tarjetas, aunque va más allá.

 

Para crear realmente una Marca Personal, debes lograr que todos los elementos envíen un mensaje congruente, tus colores, tus acciones, tus palabras, los sitios en que publicas. Si has elegido ser la mejor profesora de matemáticas del país, por ejemplo, todas tus acciones deberán estar enfocadas a ello, quien ya te conozca o a quien sea que vayas a conocer, debe quedarse con una idea bien clara de ti: eres la mejor profesora de mate del país.

 

Pro tip: el buen branding comparte: beneficios y contenido

 

Además, debe estar evaluando constantemente si las estrategias elegidas están funcionando, y si no, crear nuevas.

 

Te muestras como experto en tu área, por ello, las personas acudirán a ti cada vez que lo necesiten, si buscas ser contratado, si buscas un empleo extra, trabajar en tu propio branding es básico.

 

El branding crea relaciones.

 

Una marca bien posicionada no surge de la noche a la mañana, es un trabajo constante y lleva algo de tiempo, aunque también, es una gran inversión a futuro.

 

Y finalmente, te dejo con la siguiente idea: el buen branding empodera a tu marca.
 

Si te ha gustado, comparte este artículo con más personas y crece tu marca personal.