“Hay una frase que siempre he querido compartir con todas las personas que forman parte de mi vida: la vida es simple y divertida… los número uno en el salón de clase siempre tienen los mejores empleos, los mejor pagados, pero deben trabajar durante 30 años para tener una casa, en comparación a ellos, yo tuve 29 años y 10 meses de vacaciones y trabajé 3 meses para obtener mi casa…”

 

Esta enseñanza de un hombre tailandés nos muestra como las personas solemos complicar nuestras vidas, posponer nuestros sueños y empezar a vivir una vez que nos jubilamos.

 

Necesitamos urgentemente aprender a balancear nuestra vida.

 

 

Valora tu situación y analiza cuáles son las cosas que realmente te importan.

 

¿Cuál es tu definición de éxito?

 

 

¿Por qué quieres ser exitoso?

 

¿Estas sacrificando una parte importante de tu vida por ser exitoso?

 

O bien ¿tienes tus metas personales y profesionales claras?

 

Si tienen 15 minutos en su día, les recomiendo ampliamente el siguiente video de TED:

 

 

 

La vida es simple…

 

 

 

Si te ha gustado, comparte este artículo con más personas y crece tu marca personal.