Saber negociar es básico, así estés buscando empleo, ya estés dentro de uno o bien, si eres emprendedor.

 

El que seas bueno negociando podría llevarte a encontrar o mejorar tu empleo, a subir de puesto, a conseguir clientes, y a alcanzar tus objetivos.

 

 

Muchas personas creen que negociar es algo turbio, pero no.

 

Negociar no es salirte con la tuya y engañar a las personas, sino saber hacer tratos en los que ambas partes salgan beneficiadas de la mejor forma. Es saber lo que realmente quieres y entender la situación del otro.

 

Para negociar debes escuchar a tu interlocutor, sentir empatía por él, conocer sus necesidades (a veces incluso antes de que esa persona te las mencione), y comunicarte efectivamente.

 

 

También, debes tener claro qué es lo que quieres, qué estas buscando y que estás dispuesto a dar a cambio.

 

Negociamos todo el tiempo, incluso a veces sin darnos cuenta. Negocias con amigos, con tu familia, o con tu pareja, lo que debes hacer ahora es crear conciencia de que lo estás haciendo y tomar nota de tus acciones y comportamiento, para que así puedas mejorar en tus negociaciones.

 

A continuación te comparto 5 consejos para mejorar tus habilidades de negociación:

 

1. Conoce lo que quieres, define con antelación que objetivos quieres lograr.

 

2. Conoce a tu interlocutor, si es por ejemplo alguien no muy allegado a ti, su lenguaje corporal puede decirte mucho, entiende sus expresiones y trata de analizar a dónde te quiere llevar con su discurso.

 

3. Controla tus emociones, es básico, no te dejes llevar por el enojo, piensa en tus palabras antes de decirlas, cuida tu tono de voz así como tu lenguaje no verbal.

 

4. Escucha, entiende lo que tu interlocutor te quiere decir, y no lo confundas con lo que tu deseas escuchar.

 

5. Se creativo, siempre hay un camino, cuestiónate todo el tiempo ¿cómo puedo conseguir lo que quiero?

 

Y finalmente, toma nota, ya sea mental o en verdad escríbelo, de cada vez que te veas envuelto en una negociación y analízate, cómo te sentiste, qué lograste, y que hubieras hecho diferente.

 

Espero que estos consejos te sirvan y puedas empezar a negociar por tu futuro.

 

Si te ha gustado, comparte este artículo con más personas y crece tu marca personal.